Los 4 TIPOS de TRADERS. ¿Cuál puedes ser tú?

Los 4 TIPOS de TRADERS. ¿Cuál puedes ser tú?

Tipos de traders

Te voy a hacer una pregunta, ¿sabrías decirme qué tipo de trader eres?

Hace unos días, hablando con un amigo tomando un café me comentó una cosa muy cierta, que me hizo recordar que a mí también me pasó en cierta medida cuando empecé a operar en los mercados.

Lo que le pasó es que hizo un curso de trading, que compró por internet, y después de probar lo aprendido durante meses, vio que le daba resultados favorables haciendo simulaciones.

Pero tenía serias dificultades para poder llevarlo a cabo, y es que ya en esta fase de simulación se encontró con dos problemas que le llevaron a invalidar por completo el curso.

Los motivos que le llevaron a descartarlo al 100% fueron dos:

No tenía el tiempo disponible necesario para operar en los mercados con el sistema de trading que había adquirido. Ni para realizar el seguimiento de las operaciones, ni para monitorizar el mercado, ni para realizar los análisis técnicos necesarios.

La presión psicológica sucesiva y frecuente a la que tendría que someterse para llevarlo a cabo con dinero real no la toleraría muy bien.

En ningún momento le advirtieron de estas dos cosas a la hora de comprar el curso, y es que este sistema de trading, que en concreto era para Swing Traders, no era válido para él.

Esto me llevó a escribir este artículo, porque es de suma importancia conocer qué tipos de traders existen y cómo es la “jornada laboral” de cada uno.

Sólo conociendo bien cuándo operan, el tiempo que dedican al trading y la presión psicológica a la que están sometidos podrás decidir qué tipo de trader PUEDES ser tú.

No tienes porqué encasillarte en uno exclusivamente, pero es importante que te sientas cómodo.

No saber qué tipo de trader se adapta a ti, llevará tu trading al caos absoluto.

Click to Tweet

Existen algunos factores que dependen de la estrategia de gestión de riesgo que utilizas y NO dependen del tipo de trader que seas.

La cantidad de dinero o el porcentaje de tu cuenta que arriesgas en cada trade.

El riesgo/beneficio mínimo que aceptas para entrar en un trade.

La máxima cantidad de dinero o porcentaje de tu cuenta que eres capaz de tener en pérdidas durante una determinada cantidad de tiempo sin pararte a revisar qué está fallando.

Estos y algunos factores más no son determinantes para elegir un tipo de trader u otro, ya que los determina la estrategia de gestión de riesgo que utilizas independientemente del tipo de trader que seas.

Sin embargo, hay factores como la disponibilidad de tiempo necesaria y algunos aspectos psicológicos que sí son inherentes al tipo de trader y por lo tanto los vas a tener que llevar contigo si eliges ese tipo de trading.

Entonces, es muy importante que sepas desde YA, si estos factores se adaptan a ti, a tu tiempo y a tu personalidad.

Más adelante te describo los 4 diferentes tipos de traders que hay.

Revisa estos puntos para ver cuál/es encajan contigo

El tiempo de trading es para trading, no lo puedes mezclar con tu trabajo porque ni leerás bien el mercado ni harás bien tu trabajo. Compara tu horario de trabajo con el tiempo que dedican y cuándo lo hacen los diferentes tipos de traders para saber si dispones de tiempo fuera de jornada laboral.

Para cualquier tipo de trading necesitarás reservar tiempo. Pero tienes que huir de dedicar un tiempo que suponga consecuencias negativas en tu vida social o familiar. Tienes que valorar tu disponibilidad de tiempo sin que te perjudique en otros ámbitos de tu vida.

Revisa si tu personalidad encaja más con un tipo de trader o menos. Eres  ¿nervioso, impaciente y de acción rápida? o eres ¿tranquilo, paciente y reflexivo en tus decisiones?

No te vas a sentir cómodo haciendo un tipo de trading que no está orientado a tu personalidad.

Cualquier tipo de trading lleva consigo una presión psicológica, con mayor o menor frecuencia. Tendrás emociones de miedo, codicia, frustración, esperanza, desesperación, euforia.

Una formación sólida en trading y psicotrading te ayudará a controlarlas, pero eso no quiere decir que desaparezcan. Tienes que reflexionar si crees que podrás tolerar la presión en mayor o menor frecuencia.

Los 4 tipos de Traders

Scalper

El scalping es un tipo de trading en el que las operaciones duran muy poco tiempo. Se abren y se cierran en cuestión de segundos o como mucho minutos después.

Aunque el scalper puede mirar gráficos de temporalidades mayores para situarse en la tendencia, para sus decisiones monitoriza y analiza gráficos de segundos o minutajes cortos de 1 ó 5 min.

Es usual que un scalper haga varias operaciones a lo largo de un mismo día.

Puesto que los mercados están sólo abiertos los días laborables (de lunes a viernes), excepto las criptomonedas que no cierra nunca.

Suelen operar en las horas con mayor volatilidad o liquidez en los mercados, que van de 7:00 a 9:00 y de 13:00 a 17:00. Pero esto no es algo estricto, podrían tener otros horarios.

El scalper realiza estas acciones:

Realiza un pequeño análisis al inicio o al final del día para preparar la jornada.

Monitoriza gráficos varias veces durante el día.

Cuando abre operaciones, normalmente las sigue en la pantalla hasta que las cierra.

De su operativa puedes deducir que:

Necesitas un pequeño período de tiempo para preparar la jornada, este puede ser relajado.

Pero durante las horas de trading, que son varias horas durante el día, en días laborables, tienes que estar concentrado exclusivamente en mirar gráficos, operar y vigilar las operaciones abiertas.

Si tu atención se desvía podrías llegar tarde a la operación o salir tarde de ella. No puedes estar a otra cosa a la vez.

No deberías ser molestado ni distraído por nada ni por nadie. Necesitas un sitio exclusivo para ti, sin ruido.  Tienes que estar solo en las horas dedicadas para tener máxima concentración.

Si no puedes cumplir los puntos 1 y 2, deberías descartarlo automáticamente.

Tienes que tomar decisiones de asumir riesgo en cuestión de segundos, no tienes mucho tiempo para decidir.

Tienes que ser rápido, decidido y sobre todo muy metódico para tomar las decisiones.

La frecuencia de las emociones es continua en una jornada de trading. 

Imagina un día en el que haces 4 operaciones y las 4 salen mal, ¿acabas muy cabreado o desesperado? O al revés, salen bien, ¿terminas el día eufórico?

Piensa cómo duermes en ese estado y piensa cómo te puede afectar cuando te levantes al día siguiente para volver a operar.

Day Trader

El day trading es un tipo de trading en el que las operaciones se abren y se cierran en el mismo día, suelen durar de minutos a horas.

Los day traders suelen mirar gráficos de minutos para tomar sus decisiones , aunque también miran gráficos de horas para ver la tendencia. No miran gráficos de segundos.

Al igual que el scalper también puede abrir y cerrar varias operaciones a lo largo del día.

Es un trading muy similar al scalping en cuanto a necesidades de tiempo, pero destacamos dos diferencias.

La diferencia es que los trades son más lentos, ya que operan en marcos temporales ligeramente superiores.

El day trader elige un horario a lo largo del día del cuál no se separa de la pantalla, y en este rango de tiempo es cuando opera, el resto del día no hace nada más. Este horario suele ser el que comentamos en el caso del scalper, de 7:00 a 9:00 o de 13:00 a 17:00, que es cuando hay más volatilidad en los mercados.

Aunque existen ligeras diferencias, la operativa en su jornada es parecida a la del scalper.

Realiza un pequeño análisis al inicio o al final del día para preparar la jornada.

En sus horas de trading, unas 2 o 3 horas al día, está monitorizando gráficos sin pausa.

Cuando abre operaciones, normalmente las sigue en la pantalla hasta que las cierra, aunque el seguimiento no es tan intenso como en el caso del scalper.

Podría dejar operaciones abiertas fuera de su horario de trading, y monitorizarlas a lo largo del día para cerrarlas antes de terminar la jornada diaria.

Las necesidades para el day trader también son parecidas a las del scalper:

Necesitas un pequeño período de tiempo para preparar la jornada, este puede ser relajado.

Pero durante el período de trading (2 o 3 horas al día), que es en días laborables y en el horario recomendado anteriormente, tienes que estar concentrado exclusivamente en mirar gráficos para poder operar. Durante ese período no puedes estar a otra cosa a la vez.

El resto del día, puede que tengas que monitorizar operaciones abiertas si no las has cerrado todavía durante el resto del día. En este caso, es un control más relajado.

No deberías ser molestado ni distraído por nada ni por nadie durante el período de tiempo de trading. Necesitas un sitio exclusivo para ti, sin ruido.  Tienes que estar solo durante esas horas para tener máxima concentración.

Si no puedes cumplir los puntos 1 y 2, deberías descartarlo automáticamente.

Sigue siendo un trading bastante rápido, no tienes mucho tiempo para decidir, por lo que tienes que ser muy metódico para tomar las decisiones.

Aunque hay días en los que no tienes que hacer nada y no abres ninguna operación porque no ves nada interesante, la frecuencia de las emociones sigue siendo alta en días que sí abres operaciones.

Puede haber días que abras 3 o 4 operaciones en el mismo día, por lo que la intensidad y frecuencia de las emociones sigue siendo alta y el resultado se sabe al finalizar el día.

Piensa cómo duermes en ese estado y piensa cómo te puede afectar cuando te levantes al día siguiente para volver a operar.

Trading Score Test

Descubre tu nivel de Trading hoy

Comprueba si tu trading es profesional.

6 bloques para evaluar tus debilidades.

Céntrate en solucionar lo que no funciona.

Swing Trader

El swing trading es un tipo de trading en el que las operaciones se abren un día y a veces se cierran en el mismo día, pero suelen cerrarse en días posteriores.

Los swing traders miran gráficos de 1 hora ó 4 horas para tomar sus decisiones, aunque para hacer sus análisis y ver la tendencia miran gráficos de temporalidad diaria. No miran gráficos de minutos.

La operativa del swing trader:

Realiza un análisis cada semana, normalmente el fin de semana cuando los mercados están cerrados para preparar la semana. En este análisis se toma cierto tiempo (una o dos horas), para seleccionar varios activos que seguirá durante la semana.

Los días laborables, revisa la lista de seguimiento para ver si introduce alguna orden. Esto lo hace varias veces al día, por ejemplo 4 veces al día en determinadas horas (una de ellas suele ser al cierre de mercado y las otras con el mercado abierto) aunque no necesita detenerse mucho tiempo para hacerlo.

Las operaciones abiertas las sigue de la misma forma, mira los gráficos de las órdenes abiertas varias veces al día para ver su seguimiento, pero no se para mucho tiempo en ello, solo las revisa durante unos minutos y las cierra o las protege.

Estas horas podrían coincidir con las del punto anterior y hacer ambas tareas.

Como puedes ver de su rutina de trabajo, las necesidades de tiempo son mucho más flexibles que las del scalper y las del day trader. Si tienes un trabajo a tiempo completo, este tipo de trader empieza a ser algo más viable, pero vamos a verlo en detalle:

Necesitas una o dos horas durante el fin de semana para preparar la jornada, este espacio de tiempo es relajado y puede ser el viernes al finalizar el cierre del mercado, sobre las 23:00 o el sábado o el domingo a cualquier hora.

De lunes a viernes, vas a tener que mirar los gráficos durante unos minutos, pongamos 15 minutos cada ciertas horas. Por ejemplo cada 4 horas, al cierre de cada vela de 4 horas, esto sería a las 11:00, 15:00, 19:00 y 23:00.

Si tienes un trabajo sobre estas horas, vas a depender de que tengas ciertos descansos a lo largo del día.

En cuanto a la concentración durante esas horas de trading no es que necesites extrema concentración, pero sí necesitas estar en un entorno tranquilo y cómodo para poder operar con un portátil o PC en los períodos de trading.

Si además te pueden molestar durante esos períodos de trading, eso va a ser un problema más de una vez, porque se te van a pasar operaciones que tienes que hacer, no solo nuevas, sino gestionar las que tienes abiertas.

El trading ya no es rápido, tienes tiempo para pensar, para decidir, para analizar tranquilamente.

Por otro lado, vas a dejar operaciones abiertas durante la noche o incluso durante el fin de semana.

En cuanto a la frecuencia de las emociones, habrá días que abras varias operaciones y otros ninguna. Pero lo importante aquí, es que las operaciones quedan abiertas durante días. 

Por lo tanto, no sabes el resultado como el scalper o el day trader, que lo saben cada día de todas las operaciones.

El swing trader lleva un resultado flotante por cada operación abierta que puede fluctuar a lo largo de los días de la semana, empezando durante dos días muy bien y días después acabar mal, aunque puedes ir protegiendo los beneficios para asegurar parte de ellos.

También puede suceder lo contrario, empezar mal y finalmente acabar siendo positivas.

Es más relajado en cuanto a intensidad y frecuencia de emociones, pero necesitas calma y más paciencia para que las operaciones se desarrollen, aunque se pongan temporalmente en tu contra.

Position Trader

El position trading o trading de posicionamiento es un tipo de trading en el que las operaciones se abren un día y se cierran semanas, meses o incluso años después.

Son traders de largo plazo, podrían considerarse inversores que especulan en el mercado.

Los position traders utilizan gráficos principalmente diarios para tomar sus decisiones, para hacer sus análisis se fijan principalmente en gráficos de temporalidad diaria y semanal, pero también siguen mensual o trimestral. Lo importante es que no miran gráficos intradía.

La operativa del position trader:

Realiza sus análisis cada semana, siempre el fin de semana con los mercados cerrados. En este análisis se toma bastante tiempo (unas dos o tres horas), porque sigue una gran cantidad de activos que los clasifica.

Los días laborables, revisa el mercado al cierre del día o cuando está cerca de cierre, para ver si introduce alguna orden y echar un pequeño ojo a las que lleva abiertas.

Esto le lleva poco tiempo, suelen ser 10 minutos, porque la mayoría de los días no hace nada y otros días que abre operaciones o gestiona las que tiene quizás se alargue un poco más. Una media hora.

Este tipo de trading es algo ya muy relajado como puedes deducir de su operativa y sus necesidades de disponibilidad de tiempo están al alcance de la mayoría de gente, incluso teniendo un trabajo a tiempo completo:

Necesitas de dos a tres horas durante el fin de semana para analizar activos, este espacio de tiempo es relajado y puede ser el viernes al finalizar el cierre del mercado, sobre las 23:00 o el sábado o el domingo a cualquier hora.

De lunes a viernes, necesitas una media hora (aunque la mayoría de días serán solo unos 10 minutos) para mirar los gráficos cerca del cierre de mercado, esa media hora podría estar dentro de un rango por ejemplo de 21:00 a 23:00 para poder abrir la operación con el mercado abierto.

Otra opción es que veas los gráficos a partir de las 23:00 con el mercado cerrado, y los días que necesites abrir operaciones, lo hagas al día siguiente.

No necesitas concentración especial durante esos períodos de trading, sólo un PC o un portátil.

Aunque conviene seguir esa rutina diaria, si hay días que no puedes estar, tampoco es algo que sea preocupante.

Lo mismo sucede con el análisis semanal del fin de semana, saltárselo alguna semana puntual, no va a cambiar mucho las cosas, porque es un trading de largo plazo.

El trading no es que no sea rápido, es que es muy lento. Tienes tiempo para reflexionar y meditar.

En cuanto a la frecuencia e intensidad de las emociones, son más relajadas. Pero también hay nuevos inconvenientes para personas nerviosas o impacientes.

Por cada operación estás mucho tiempo con un resultado flotante sin cerrar. Puedes proteger las operaciones, sabiendo que hay un beneficio conocido y asegurado, pero esto también te puede causar rabia si ves que se cierra demasiado pronto.

Tienes que tener paciencia para esperar el momento adecuado de abrir la operación.

Tienes que tener paciencia para esperar el resultado de la operación. 

Cuando una operación está en beneficio, tienes que tener paciencia cuando hay fases correctivas en las que ves como pasan días, semanas o meses dirigiéndose en dirección contraria.

Pues ya conoces los 4 principales tipos de traders que hay.

Y aunque no hayas operado nunca en los mercados, puedes tener una idea bastante clara de cómo es su jornada laboral, del tiempo que dedica, la concentración que necesita y la intensidad y frecuencia de las emociones por las que pasa.

Trading de posicionamiento, es por aquí.

Success message!
Warning message!
Error message!