Pequeñas cosas de la infancia que todos tenemos, que te hacen perder dinero invirtiendo de adulto

Pequeñas cosas de la infancia que todos tenemos, que te hacen perder dinero invirtiendo de adulto

Desde pequeños nos dicen una y mil veces cosas como:

"No, no puedes hacer eso".

"Eso no tienes que hacerlo así. Lo tienes que hacer de este modo".

"Eso está prohibido".

"Debes hacerlo. No hay elección".

 

 


Bien,

Cuando somos pequeños queremos hacer muchas cosas, que no son más que fruto del proceso de selección natural.

Sin embargo, somos continuamente rechazados desde la infancia a nuestra voluntad.

Esos impulsos denegados se resuelven en la infancia llorando. Es un mecanismo natural, que nos conduce a un estado de equilibrio, incluso aunque nuestra necesidad no quede satisfecha.

Y cuando llegamos a adultos hemos recibido miles de negaciones.

¿Y qué pasa si no son satisfechas?

Pues se dice que: todo aquello de lo que hemos sido privados durante nuestra infancia puede fácilmente manifestarse en la edad adulta.

 

 

 

¿Y qué tiene que ver todo esto con las inversiones?

Pues que es importante comprender cómo esos impulsos insatisfechos que todos tenemos, afectan a nuestra capacidad de mantenernos concentrados dentro de un entorno disciplinado y con reglas.

Esto es especialmente importante cuando tenemos absoluta libertad de hacer lo que nos de la gana y encima existe la posibilidad de ganar dinero sin límites.

 


Así son los mercados financieros.

Así es el trading.

Un lugar donde llega gente con miles de impulsos insatisfechos.

Que encuentran su sueño de absoluta libertad hecho realidad.

Sin que nadie le diga:

"No, no puedes hacer eso".

Sin que nadie le controle.

Sin ningún límite.

Por eso es que nada de lo que hacemos en sociedad, nos prepara para ser buenos en un entorno que no tiene límites.

 

 

En la página de ventas de este curso, te cuento una historia sobre mí real, no es una historia imaginaria ni de otra persona.

Es algo real sobre mí.

En ella empiezo hablando sobre algo que me pasó cuando tenía 6 años y que estoy completamente seguro de que fue el motivante de todo lo que sucedió después.

 

 
Bien.

Para ser un trader regular necesitas reglas y límites.

Por eso el 80% de los inversores terminan perdiendo y sólo unos pocos tienen la estructura mental que les hace ser consistentes en el tiempo.

Esto es evidente, por la necesidad de la naturaleza humana de querer ser libres.

Pero la libertad es justamente la trampa que te lleva a no ser libre.

En caso de ayuda sobre cómo configurar esas reglas y límites, mira aquí:



Curso de Trading: Rocket System 68

Si te interesa darte de alta, envío curiosos correos sobre lo que hago para invertir y ganar dinero.

Información sobre protección de datos

luismmoya.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones serán tratados por Luis M. Moya como responsable de esta web.


Finalidad: Enviarte emails informativos y promociones sobre educación en los mercados financieros.


Legitimación: Consentimiento del interesado.


Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en luis@luismmoya.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.


Información adicional: Puedes encontrar información adicional en la política de privacidad, sobre la recopilación y el uso de tu información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación y seguridad.

 

Mando emails sobre Inversiones y Trading. A veces diré cosas que no te gusten o políticamente incorrectas. No te apuntes, si esto es un problema.

Success message!
Warning message!
Error message!