¿Qué hacen los niños de 3 a 6 años para retrasar la gratificación y conseguir recompensas mayores?

¿Qué hacen los niños de 3 a 6 años para retrasar la gratificación y conseguir recompensas mayores?

Mira.

En un experimento sobre el retraso de la gratificación, se le puso un dulce de una nube de azúcar a 32 niños (16 niños y 16 niñas) de entre 3 y 6 años delante de sus narices, se les llevó a una sala vacía de distracciones y se le dijo una cosa:

Que se lo podían comer si querían, pero que si esperaban 15 minutos sin hacerlo, serían recompensados con otra nube de azúcar.

¿Y que fue lo primero que se averiguó?

Pues lo contrario de lo que se esperaba.

Tener el premio delante, no sirvió como un estímulo para esperar por otro.




Los niños miraban la nube.

Una y otra vez.

Pensaban en lo buena que estaría si se la comieran.

Se preguntaban ¿me la como?

¿O me espero?

Y la volvían a mirar con más ganas de comérsela.

Mirar la nube o pensar en ella hacía que aguantaran peor por la recompensa de otra nube.

 


Así que se realizaron 3 nuevas pruebas iguales, pero modificando ligeramente las condiciones.

En la primera prueba se les ponían distracciones externas (como un juguete).

En la segunda, distracciones internas (como surgerirle ideas en las que podían pensar)

Y por último, en la tercera prueba, se les ponía las mismas distracciones que las anteriores, pero además se les escondía la nube fuera de la vista del niño en un recipiente opaco. 

 


¿El resultado?

Pues que cuanto más evitaban ver la recompensa o no pensar en ella más tiempo aguantaban esperando para conseguir la otra.

Pero también se descubrió algo importante.

Si pensaban en la recompensa, era tan difícil esperar por ella como si la vieran delante.

Pero si no la veían, eran capaces de esperar más tiempo y conseguir la recompensa doble.

 


El experimento de la nube de azúcar demostró que retrasar la gratificación no se consigue simplemente pensando en algo distinto a lo que queremos, sino que depende mucho de  utilizar mecanismos de supresión y evitación que reducen la frustración.

Las estrategias para no pensar en la recompensa y evitar la frustración que hacían los niños eran...

...Inventar canciones, esconder la cabeza entre los brazos, golpear el suelo con los pies, rezar mirando al techo...

Así que si te quieres reir un rato mira este video.


Y si quieres pasar de distraerte en recompensas pequeñas instantáneas, por poner tu atención en conseguir grandes recompensas a largo plazo. Mira aquí:

Inversión: Rocket Sytem 68

PD: Para recompensas instantáneas, no mires arriba.


Pasa un gran día.

Si te interesa darte de alta, envío curiosos correos sobre lo que hago para invertir y ganar dinero.

Información sobre protección de datos

luismmoya.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones serán tratados por Luis M. Moya como responsable de esta web.


Finalidad: Enviarte emails informativos y promociones sobre educación en los mercados financieros.


Legitimación: Consentimiento del interesado.


Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en luis@luismmoya.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.


Información adicional: Puedes encontrar información adicional en la política de privacidad, sobre la recopilación y el uso de tu información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación y seguridad.

 

Mando emails sobre Inversiones y Trading. A veces diré cosas que no te gusten o políticamente incorrectas. No te apuntes, si esto es un problema.

Success message!
Warning message!
Error message!